Washo Martínez: “El artista tiene muchas virtudes, una de esas y la más importante es el amor”

150 vistas

Con el pincel como su fiel compañero y las notas musicales como su voz, Washington Martínez, conocido cariñosamente como Washo, se ha labrado un camino artístico tan versátil como apasionante. Este pintor y músico ecuatoriano ha forjado su identidad creativa dominando diversas técnicas pictóricas y explorando una amplia gama de géneros musicales, desde el folclore latinoamericano hasta el jazz. Su pasión por el arte no solo lo ha llevado a crear obras inspiradoras, sino también a ser un ferviente defensor de la importancia del arte en la vida de los jóvenes y niños de su comunidad. Conozcamos más acerca de la fascinante trayectoria y las motivaciones que impulsan al talentoso Washo Martínez en su búsqueda por llevar felicidad a través del arte.

Washington Martínez es un pintor y músico, que se describe así mismo como un ciudadano multifacético, un padre de familia y un trabajador del arte. Tanto en la pintura como en la música, demostró ser un talento versátil, dominando diversas técnicas y géneros. Su pasión por la fusión de la música latinoamericana, nacional y universal, jazz, sanjuanito y salsa lo llevó a emprender una carrera artística llena de creatividad y búsqueda constante. Soy un creador, soy un trabajador creativo y gusto de inventar cosas, pero sobre todo gusto de hacer que la gente sea feliz, comenta. Asimismo, es un impulsor de que los jóvenes y los niños tengan posibilidades y recursos no tanto monetarios, sino de sistemas para mejorar la capacidad de vida a través del arte.

“El arte ayuda para vivir, para crear pensamientos, salud emocional, qué es lo más importante, y lo cual muchos adolecemos en toda nuestra sociedad.”

Washo Martínez

Martínez descubrió el mundo del arte a la edad de 18 años, mientras estudiaba en un internado con el objetivo de convertirse en sacerdote, un encuentro con la música fuera de las paredes de la institución cambió su destino. Enamorado de los sonidos y maravillado por la magia que los artistas pueden crear, empezó a tocar el bombo en una agrupación llamada “Indígenas del Ecuador” en 1984, lo que marcó el inicio de su desarrollo artístico en la música. Me encantó el sonido, me parecía mágico, yo no podía creer que hubiera tanta maravilla, que el ser humano podría crear cosas tan hermosas, expresa.

Pero, su pasión por el arte no se detiene ahí, ya que desde aproximadamente 1992, también incursionó en el mundo de la pintura, creando obras que se encuentran en prestigiosos museos y colecciones del gobierno provincial, la casa de la cultura y la municipalidad. A pesar de los desafíos que enfrenta como artista creador, Washo sigue adelante con su misión de llevar al público hacia nuevas formas de expresión y pensamiento a través de su arte único e innovador.

Washo decidió estudiar en el conservatorio para adquirir más conocimientos, aunque pronto sintió que ese camino no lo satisfacía plenamente, lo que lo llevó a escoger el arte como su verdadera pasión, guiándose por su intuición y corazón, los cuales hasta ahora no le han fallado. Si bien ser Washington Martínez en la ciudad de Ambato puede tener sus desafíos, él se dedica a desarrollar su arte con la comunidad y, especialmente, con los jóvenes.

Para Martínez, el arte es un pretexto con el que se puede despertar la capacidad de asombro en las personas y llegar a sus corazones y mentes. Puedo hacer muchas cosas interesantes con la música y otras más con la pintura, pero solo es un pretexto para llegar al ser humano, dice. Su objetivo primordial es hacer que la gente sea feliz a través del arte y brindarles oportunidades y recursos para mejorar sus vidas. A pesar de su apariencia apasionada, es un artista con un corazón dulce y un firme deseo de justicia en un mundo que a menudo carece de ella.

En su camino hacia el mundo del arte, Washo reflexiona sobre su formación como artista y la importancia del aprendizaje proveniente de diversas fuentes. Él menciona que no existe una autoformación completa, ya que siempre se necesita aprender de algo o alguien. Durante la entrevista se mostró crítico hacia el modelo tradicional de enseñanza y enfatizó la relevancia de formar a verdaderos maestros para el beneficio de las nuevas generaciones. Además, señala la importancia de preservar y fomentar el teatro y otras manifestaciones artísticas en la ciudad de Ambato. El artista insiste en la necesidad de crear espacios que promuevan la verdadera grandeza del pensamiento y la cultura, donde el arte sea una fuerza transformadora y sanadora para la sociedad.

Por otro lado, en cuanto a su estilo como artista, Martínez no considera tener un estilo único, pero todas sus creaciones siempre se enfocan en el ser humano, siendo esta su principal inspiración y pasión. También puede dibujar diversos paisajes a su estilo, pero lo que realmente le atrapa es dibujar al ser humano, ya que adora generar ese tipo de obras y lo hace feliz poder compartirlas con los demás. Soy feliz cuando hago algo más allá del aplauso, porque mi verdadera recompensa está en el brillo de los ojos, de la sonrisa y en ver que logré llegar al corazón de las personas, explica.

La principal inspiración de Martínez, al crear sus obras de arte, no es algo específico o concreto, más bien él se enfoca en trabajar y enfrentar el lienzo en blanco, lo que le resulta un desafío enorme y lleno de miedo. No suele tener una idea preconcebida en su mente, sino que comienza a pintar sin saber exactamente qué creará. Su obra fluye de manera espontánea y directa a través de la pincelada, lo cual es resultado de su amplia experiencia y oficio como artista. Por ello, un artista debe tener un equilibrio entre la técnica, el mensaje y la estética para el desarrollo de la habilidad, así como también debe tener claro tres cosas: la voluntad, la conciencia y la expresión. Washo no se planteó preguntas detalladas al empezar en el arte; más bien, se dejó llevar por su curiosidad y pasión por el sonido y el color.

“El arte ha sido un camino para nada recto, ha sido un camino lleno de espirales, de esquinas dobladas, de precipicios, de subidas enormes y de cimas maravillosas también”.

Washo Martínez

Aunque respeta y admira a grandes artistas como Picasso o Modigliani, no sigue a ningún maestro en particular. Prefiere nutrirse de todas las fuentes, aprendiendo de cada uno y considerando a todos como sus maestros. Su enfoque artístico es diverso y no se encuadra en ninguna tendencia específica. Se siente libre de estar en diferentes lugares y explorar distintos enfoques creativos. A pesar de la lucha y los desafíos en su camino artístico, Washo sigue avanzando y adaptándose a las circunstancias, manteniéndose siempre en movimiento hacia sus metas.

Para él, los artistas pueden llegar a ser muy apasionados y pueden sacar cosas lumínicas como también oscuras, ya que, estas enriquecen su crecimiento como artista. Washo destaca que, aunque el arte puede transmitir pasiones intensas y emociones fuertes, es importante cultivar las virtudes y el amor como base para la creación artística. En su visión, el arte debe ser libre y sin ataduras, y su valor se encuentra en la capacidad de conectar con las emociones y experiencias individuales de cada espectador.

Culminando con la entrevista, Martínez aconseja a los jóvenes que deseen convertirse en artistas a no tener miedo y a ser conscientes de que ser artista siempre ha sido y será una lucha. A pesar de las dificultades que puedan enfrentar, les anima a seguir adelante, porque en cualquier época, el arte siempre será valioso y necesario, no obstante deben prepararse para enfrentar muchos desafíos a lo largo de sus vidas.

 

 

 

 

 

Editado por: Coraima Posligua

 

 

¡Dato importante!

¿Eres artista independiente?

¿Te gustaría ser parte del blog?

Contáctanos y cuéntanos de ti, escríbenos a blog@sensorial.org.ec

 

Rafaela Medina: “Desafíos y oportunidades en mi camino musical”

296 vistas

La música tiene el poder de transformar vidas y conectar emociones de una manera única. Para Rafaela Medina, su viaje artístico comenzó de forma inesperada, pero se convirtió en una pasión ardiente que la llevó a explorar su talento como cantante y compositora. A través de desafíos y obstáculos, Medina ha encontrado la fuerza para superar las adversidades y utilizar su música como una herramienta para el crecimiento personal y la esperanza en tiempos mejores. En esta entrevista exclusiva, exploraremos los inicios de Medina en la música, los desafíos que ha enfrentado como artista y cómo su canción «Serena Morena» representa su deseo de crecimiento y de tiempos mejores. Acompáñanos en este viaje inspirador a través de la carrera de Rafaela Medina.

Medina se sumergió en el mundo de la música a los 16 años aproximadamente. Aunque inicialmente estudió violín, su amor por el canto y la poesía siempre estuvo presente. Estudié violín durante unos dos o tres años en la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador, específica. Después de una lesión en el brazo que la alejó del violín, Medina decidió tomar clases de canto y explorar nuevas formas de expresión. Este fue el punto de inflexión que la llevó a descubrir su pasión por componer canciones y dar vida a su proyecto musical. Con determinación y entusiasmo, ella ha evolucionado como artista y ha encontrado en la música una forma de comunicar sus emociones más profundas.

La compositora menciona varios desafíos que ha enfrentado en su carrera musical. Uno de ellos fue comenzar a tocar el violín a una edad relativamente tardía, lo que le hizo sentir presión al compararse con otros músicos que habían empezado a una edad más temprana. Otro desafío ha sido la falta de recursos, ya que los recursos limitados dificultan la producción y realización de proyectos musicales. El tema de recursos, por ejemplo, es un factor fuerte, porque cuando no tienes recursos es más limitante, explica. Además, como madre, ha tenido que lidiar con responsabilidades adicionales y encontrar un equilibrio entre la maternidad y su carrera artística. Sin embargo, ha aprendido a aceptar y valorar su propio proceso, reconociendo la importancia de la paciencia y la necesidad de esperar los tiempos adecuados. Esta experiencia la ha ayudado a crecer personalmente y a entender que los proyectos y los sueños requieren tiempo y dedicación.

 

“Dentro de todos esos desafíos ha sido chévere entender que al igual que los niños, los proyectos también se gestan, por lo que es imposible que un proyecto salga de una corriendo”.

Rafaela Medina

 

La entrevistada habla sobre su canción «Serena Morena» y cómo surgió después de tomar una decisión personal que trajo muchos cambios a su vida. La canción representa un nuevo comienzo y un renacer. El título, por otro lado, deriva de un apodo cariñoso que solía recibir de un amigo. En sí, la letra de la canción transmite un mensaje de tranquilidad, fortaleza y empoderamiento, por lo que captura a la perfección la esencia de renacer y encontrar la calma en medio de las dificultades. La letra hace alusión de que hay que estar tranquilos, de que todo está bien, el tiempo es sabio, nos cura y nunca más vamos a callar nuestra voz, sino más bien a tomar fuerza y volar, dice. 

 

Para la producción de la canción, trabajó con un talentoso productor y se involucró activamente en la creación del video musical, asumiendo responsabilidades con la escenografía, el vestuario y el maquillaje. Ser músico independiente le ha permitido tomar decisiones y acciones en su proyecto, incluso en aspectos como la portada y los detalles del diseño. Cada elemento del video y la canción tiene un significado personal para ella, reflejando su proceso de toma de decisiones y de salir adelante. «Serena Morena» es una canción especial que representa la capacidad de tomar decisiones y asumirlas con valentía.

La canción «Serena Morena» ha sido un hito importante en la carrera de Rafaela Medina. Después de componerla, Rafaela se embarcó en un proceso de producción para llevar la canción al siguiente nivel. La grabación tuvo lugar en la residencia de la Universidad de las Artes, donde trabajó con el talentoso productor Toño Cepeda. Su colaboración resultó en una versión final de la canción que capturó la esencia y el mensaje que Rafaela quería transmitir. Medina comenta que en el proceso hubo cambios sonoros, como ajustes en la guitarra y en la melodía del violín al final. Además, para ella fue una experiencia enriquecedora debido a que el productor comprendió el mensaje de la canción. A pesar de que la composición tiene elementos folklóricos, ella quería evitar que sonara tradicional y buscaba transmitir su personalidad, que combina la música tradicional con influencias más citadinas como el rock y la electrónica. Es por eso que se incorporaron sintetizadores para lograr ese equilibrio. 

En cuanto al video musical, se inspiró en la estética de un artista que utiliza cuartos oscuros y telas colgantes para transmitir una sensación introspectiva. Quería que las telas proporcionaran movimiento y expresaran la libertad y el caos de la última parte de la canción. El vestuario también fue elegido con cuidado, utilizando faldas de tul para crear una sensación mágica y etérea, y combinando colores como el turquesa y el amarillo para transmitir una imagen guerrera. Los gestos en el video, como lanzar una flecha al cielo, representan la fortaleza que se experimenta al tomar decisiones  importantes en la vida. 

Durante la residencia y el trabajo con el productor Toño Cepeda, Medina experimentó un cambio en su enfoque musical. Antes de esta experiencia, no había utilizado sintetizadores en su música, pero después de trabajar con Toño, descubrió el potencial creativo de estos instrumentos y decidió incorporarlos en sus composiciones. Esta nueva perspectiva le hizo darse cuenta de que la expresión y la transmisión de emociones son aspectos fundamentales en la música. Aunque valora la complejidad técnica como una forma de enriquecer su trabajo, también reconoce la importancia de la autenticidad y la capacidad de conectar con el público a través de la música. Asimismo, este proceso le ayudó a fortalecer su identidad artística y a sentirse más segura en su enfoque musical. Trabajar con Toño y tener acceso a un estudio profesional también le permitió explorar y expandir su conocimiento musical. En general, esta experiencia de residencia y colaboración fue clave para su crecimiento como artista, donde encuentra un equilibrio entre la complejidad técnica y la expresión emocional en su música.

Entre sus gustos musicales están el pop, el rock, la electrónica y el folklore. Destaca que ha encontrado inspiración en la cantante noruega Aurora, cuya música combina elementos pop y sintetizadores, además de tener una producción vocal rica y melodías introspectivas. Aurora se ha convertido en su mayor referente musical debido a su autenticidad y la conexión emocional que siente al escuchar su música. También menciona a Julieta Venegas como otro referente que le gusta. Aunque tiene diversos referentes, considera que Aurora es quien más la inspira y le ha ayudado a aceptarse a sí misma y a buscar la incorporación de sintetizadores y voces en sus propias canciones. 

Las canciones de la artista están subidas en diferentes plataformas de música como Spotify, YouTube y Apple Music. Una de ellas es «Vientre«, que grabó cuando vivía en Otavalo y tiene un sonido más tradicional. Luego menciona «Cuando el silencio se rompe«, que considera una canción intermedia. También destaca «Un pez en tu mano«, que surgió de un sueño y busca tener una sonoridad onírica, con sintetizadores y efectos vocales. No obstante, también comenta que tiene más canciones que aún no han sido grabadas y forman parte de su banda. Aparte de su proyecto personal, tiene otro proyecto llamado UPA, enfocado en música para bebés y conciertos infantiles.

Es de destacar la importancia que tiene su proyecto musical personal, donde escribe canciones desde sus experiencias personales con la intención de sanar y conectar con la audiencia, como del proyecto UPA, que está focalizado en la maternidad. Ambos proyectos son significativos para ella desde enfoques diferentes: la banda es una expresión personal de empoderamiento y liberación, mientras que UPA está orientado hacia lo terapéutico y al servicio con otras mujeres. Visualiza en un futuro ir expandiéndose hacia actividades constantes, como talleres y clases prenatales, para esto tiene previsto, con el tiempo, establecer su propio espacio o centro para ofrecer estas actividades de manera constante.

Medina nos dice que a veces experimenta momentos de gran inspiración en los que es capaz de componer muchas canciones, mientras que en otros momentos se siente bloqueada y no tiene el deseo de componer. Sin embargo, destaca la libertad que encuentra al ser una música popular y cantautora, ya que puede responder a su necesidad personal de manera más flexible. Aunque no siempre está inspirada, mantiene una rutina constante de estudio, ejercicios de canto y lectura. Cuando la inspiración llega, aprovecha para escribir letras y componer canciones. De la misma manera, comparte con nosotros que su estilo de vida, en el que tiene interés en lo místico y espiritual, le permite conectar con su lado más profundo y sostener la inspiración desde ese lugar. 

Para concluir, Rafaela Medina expresa que sus metas y proyecciones futuras incluyen sostener su proyecto musical, así como seguir produciendo sus canciones y tener más presentaciones en escenarios más grandes, como festivales. En cuanto a colaboraciones, le gustaría experimentar con músicos de otros lugares y explorar diferentes sonoridades, como la música celta. Su interés está enfocado en continuar activa con conciertos y en el proyecto UPA, brindando clases y actividades para bebés y mujeres embarazadas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Dato importante!

 

¿Eres artista independiente?

¿Te gustaría ser parte del blog?

Contáctanos y cuéntanos de ti, escríbenos a blog@sensorial.org.ec

 

 

 

 

 

Martin Torres y la combinación de dos pasiones

740 vistas

 

El arte es tan diverso y magnífico en cualquiera de sus ramas, por lo que pertenecer a una sola variante es prácticamente imposible, Martin Torres es la prueba de ello. Es escritor de novela, relato y cuento, pero también se destaca por sus aptitudes musicales. En la entrevista realizada de forma virtual, nos comenta sus inicios, procesos y proyectos referentes a la literatura y la música.

De modo general, Torres se define como una persona que escribe y que dice muchas cosas. Con la mirada perdida en el cielo raso de la habitación, menciona que el ejercicio de la escritura empezó aproximadamente a sus 14 años, cuando iba en segundo curso de colegio. Surgió a través del gusto por escuchar música y anotar las frases de las canciones. Más adelante comenzó a escribir ideas sueltas que se iban convirtiendo en textos. Fue un proceso natural, escribir algo y guardarlo, pensando que tal vez me iba a servir después.

El escritor cuenta que unos de sus profesores y gran amigo, Juan Carlos González, fue el que lo motivó a publicar sus textos. Así que los recopiló y trabajó bajo unas cuantas sugerencias que él le hizo, luego de eso se encargó de enviar el manuscrito a un par de editoriales. Una de ellas me contestó y me dijo que debería pasar por ahí para conversar. La gente linda del Conejo dijo que me querían publicar y que les parecía interesante mi trabajo. Torres entendió lo que era ser un escritor y lo que este hacía a la edad de 18 años, cuando publicó su primer libro de relatos, “El síndrome de mi entropía”. En 2015, con la misma editorial sacó “Ciudad de concreto” y en 2019, ganó el premio Luis Félix López con “Pequeña enciclopedia de seres incompletos, este libro de cuento fue publicado bajo el sello de la Casa de la Cultura.

Me gusta transmitir exactamente lo que me estoy imaginando, a través de las ideas y de la forma en cómo suenan las palabras, hago que veas lo que yo tengo en la cabeza. Desde su perspectiva, él menciona que un escritor puede crear y manipular todo un mundo de sucesos y, hacer que las personas reflexionen sobre un tema. Para eso es necesario que el autor tenga un conocimiento amplio de muchas cosas, del mismo modo debe saber mirar y escuchar, ya que así puede transmitir y conmover por medio de la escritura.

“La literatura moldea un montón de cosas de nuestro mundo real, las palabras y las ideas tienen una intención, están vivas”.

Martin Torres

Según Torres, con la inspiración se puede llegar a revelaciones importantes para la construcción de la trama. Es el motor para producir ideas y darle forma a un texto. Sin embargo, es algo que no dura para siempre y cuando se acaba lo principal es sentarse a escribir, con o sin inspiración hay que dejar que todo fluya. En este caso la práctica agiliza el proceso creativo y de ese modo se puede concluir con los proyectos previstos, de otra forma la página estaría en blanco por mucho tiempo. La escritura es como quererse: no tiene horario, ni fecha en el calendario.

Por eso, su principal consejo a los escritores que recién inician en todo este mundo, es que nunca dejen de escribir y que se quiten el miedo de enseñar su trabajo, luego menciona que es necesario revisar el texto y pulir lo que haga falta. Debes preguntarte qué es lo que quieres alcanzar de esto y dar la cara, publica en redes sociales, plataformas o blogs. Donde sea, pero hazlo sin miedo porque siempre tendrás un público.

 

Fragmento de «Museo»

«Buenas tardes, mi nombre es José Gamboa y seré su custodio en el recorrido de hoy. Al reverso de su boleto pueden encontrar las indicaciones básicas, pero estaré gustoso de recordárselas ahora. En todo momento, los visitantes deben permanecer dentro de los límites marcados en el piso por la línea amarilla. Está prohibido tocar las piezas, con excepción de aquellas que lo indiquen de forma expresa. En caso de duda, siéntanse libres de preguntarme o interrumpir la exposición. Los baños están habilitados y debidamente señalados a la izquierda y a la derecha. Después de esta breve presentación, se dará un espacio de cinco minutos para que, quienes deseen hacerlo, puedan utilizar las instalaciones sanitarias. Después de ello, no se harán pausas por ningún motivo, así que, si se quedan detrás, tomen en cuenta que no se repetirá ninguna parte de la exposición».

 Encuentra el cuento completo aquí

 

Entre sus referentes literarios están Borges, Onetti, Kafka, Pablo Palacios, Clarice Lispector, entre muchos más. Cada uno tiene su propio estilo y son grandes en el campo de la literatura. Del libro de Shari Lapena “the couple next door”, por ejemplo, aprendió a implementar ciertos momentos de tensión en los personajes para introducir al narrador en los pensamientos. Torres explica que más que referentes son recomendaciones, porque dependiendo del tópico a tratar hay una gran variedad de libros y escritores que ofrecen técnicas e información. Pero, no es el único recurso que existe, ya que también están las películas, podcast, canciones, etc. He encontrado mucha poesía en las letras del black metal y del death metal. Es más fácil guiarse en la literatura si es que tienes el referente.

Al igual que la música, el cine, danza y las demás representaciones artísticas, la literatura precisa una mayor visibilidad a nivel nacional. La industria editorial necesita reinventarse y ampliarse más. Así como las personas necesitan comprar libros y conocer a sus escritores. Para que se difunda el arte ecuatoriano hace falta crear espacios y dejar a un lado el pensamiento de que leer es solo para cierto tipo de personas que tienen buen gusto, es un prejuicio que hay que ir eliminando. Torres expresa con efusividad que quiere ser leído por muchos y por eso las personas deben involucrarse más en las actividades literarias. Tanto los escritores como los lectores son parte de esta acción, es un hecho colectivo que requiere la ayuda de todos.

En el mes de septiembre, Torres publicó «Fragmentos de un Dios» bajo el sello editorial de Alectrión, en este libro se narra una distopía enmarcada en la ciencia ficción y el género negro; sin duda alguna, es un libro que invita al lector a estar atento de cada palabra para, de ese modo, poder descifrar de apoco los fragmentos de su misterio. También, el novelista habla de sus futuros proyectos con determinación y alegría, más adelante, tiene pensado publicar de manera independiente una novela corta, basada en los versos del poeta Juan Suárez, el texto se titularía “Clamor de los campanarios”. Aspira crear varias estructuras narrativas que converjan y que formen una paradoja de espacio y tiempo. Del mismo modo, tiene planeado escribir una novela que gire en torno al marketing político y los problemas cotidianos a los que se enfrentan estas personas mientras tienen que afrontar un hecho totalmente inesperado.

Por otro lado, hablando de sus aficiones con la música, menciona que fue un suceso totalmente diferente. Si algo caracteriza a Martin Torres es que le gusta experimentar y sus primeras interacciones musicales de forma consciente fueron con temas de Black Sabbath, un disco de Gorillaz comprado por error y música de Guns N’ Roses. Cada melodía fue un nuevo descubrimiento que le hacía cuestionarse el impacto que tenía en él la diversidad de géneros musicales y lo ayudaba a formar un criterio objetivo. La música es rara, tiene que ver con la idea del ritmo, del pulso y de cómo transmites cosas en un formato que no puedes ver. En la actualidad su Spotify tiene reproducciones de Molotov, Legendary, cumbias amazónicas y colombianas, álbumes de hip-hop, jazz, reggaetón y la lista continúa.

“Escucho un montón de cosas distintas y he llegado a la conclusión de que no hay música mala. Puedes consumir lo que sea y aprender de lo que sea. No porque escuches uno u otro género musical eres mejor que los demás. El prejuicio no deja ver eso”.

Martin Torres

Su trayectoria musical está marcada por la guitarra acústica, la escritura de letras y la interpretación vocal. Ha tocado con varias personas y bandas en diferentes géneros como por ejemplo una banda de thrash llamada Uropsis, también estuvo en Perimetral y ahora se encuentra tocando en Gemelo Polar, Black Mama y PorLoPronto junto a Yolanda Albornoz. Esta última agrupación tiene como base un dúo, aunque es visto al mismo tiempo como un proyecto colectivo de integrantes móviles. El motivo de esto es porque dependiendo de las necesidades de los temas van incorporando artistas que apoyen con los diferentes instrumentos.

Torres cuenta que el nombre nació porque es una frase que se utiliza en el día a día. Siempre estamos diciendo eso en la vida cuando estamos haciendo algo. Es un nombre que implica que está suspendido, pero que no ha acabado, está ahí y en algún momento va a seguir. Tiene relación con el tiempo que estuvo fuera del país por una maestría y el hecho de pertenecer a Perimetral. Sin embargo, en su estadía en México perteneció a una banda que hacía covers acústicos y a su regreso a Ecuador trajo consigo aquella idea, de ahí surgió PorLoPronto. Hasta el momento cuentan con una música en Spotify y un lyric video en YouTube de su sencillo “No falta mucho”. Y, en su cuenta de Instagram, tienen videos de los ensayos en donde interpretan canciones como “Rolling in the deep” de Adele.

Les gusta interpretar géneros variados, van desde el funk rock hasta el reggae y el hip-hop. Nos gusta fusionar géneros y utilizar recursos que compaginen. Si sale y nos gusta se queda, y si no buscamos otros recursos. Torres habla de que “No falta mucho” fue creada bajo un formato lo-fi con arreglos de guitarra y de batería, además de una vocalización tipo R & B. Por último, nos cuenta que están trabajando en su próximo tema titulado “Calaberas PLP”, con el productor Juan Carlos Dueñas.

 

 

 

 

 


¡Dato importante!

¿Eres artista independiente?

¿Te gustaría ser parte del blog?

Contáctanos y cuéntanos de ti, escríbenos a blog@sensorial.org.ec