Rafaela Medina: “Desafíos y oportunidades en mi camino musical”

290 vistas

La música tiene el poder de transformar vidas y conectar emociones de una manera única. Para Rafaela Medina, su viaje artístico comenzó de forma inesperada, pero se convirtió en una pasión ardiente que la llevó a explorar su talento como cantante y compositora. A través de desafíos y obstáculos, Medina ha encontrado la fuerza para superar las adversidades y utilizar su música como una herramienta para el crecimiento personal y la esperanza en tiempos mejores. En esta entrevista exclusiva, exploraremos los inicios de Medina en la música, los desafíos que ha enfrentado como artista y cómo su canción «Serena Morena» representa su deseo de crecimiento y de tiempos mejores. Acompáñanos en este viaje inspirador a través de la carrera de Rafaela Medina.

Medina se sumergió en el mundo de la música a los 16 años aproximadamente. Aunque inicialmente estudió violín, su amor por el canto y la poesía siempre estuvo presente. Estudié violín durante unos dos o tres años en la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador, específica. Después de una lesión en el brazo que la alejó del violín, Medina decidió tomar clases de canto y explorar nuevas formas de expresión. Este fue el punto de inflexión que la llevó a descubrir su pasión por componer canciones y dar vida a su proyecto musical. Con determinación y entusiasmo, ella ha evolucionado como artista y ha encontrado en la música una forma de comunicar sus emociones más profundas.

La compositora menciona varios desafíos que ha enfrentado en su carrera musical. Uno de ellos fue comenzar a tocar el violín a una edad relativamente tardía, lo que le hizo sentir presión al compararse con otros músicos que habían empezado a una edad más temprana. Otro desafío ha sido la falta de recursos, ya que los recursos limitados dificultan la producción y realización de proyectos musicales. El tema de recursos, por ejemplo, es un factor fuerte, porque cuando no tienes recursos es más limitante, explica. Además, como madre, ha tenido que lidiar con responsabilidades adicionales y encontrar un equilibrio entre la maternidad y su carrera artística. Sin embargo, ha aprendido a aceptar y valorar su propio proceso, reconociendo la importancia de la paciencia y la necesidad de esperar los tiempos adecuados. Esta experiencia la ha ayudado a crecer personalmente y a entender que los proyectos y los sueños requieren tiempo y dedicación.

 

“Dentro de todos esos desafíos ha sido chévere entender que al igual que los niños, los proyectos también se gestan, por lo que es imposible que un proyecto salga de una corriendo”.

Rafaela Medina

 

La entrevistada habla sobre su canción «Serena Morena» y cómo surgió después de tomar una decisión personal que trajo muchos cambios a su vida. La canción representa un nuevo comienzo y un renacer. El título, por otro lado, deriva de un apodo cariñoso que solía recibir de un amigo. En sí, la letra de la canción transmite un mensaje de tranquilidad, fortaleza y empoderamiento, por lo que captura a la perfección la esencia de renacer y encontrar la calma en medio de las dificultades. La letra hace alusión de que hay que estar tranquilos, de que todo está bien, el tiempo es sabio, nos cura y nunca más vamos a callar nuestra voz, sino más bien a tomar fuerza y volar, dice. 

 

Para la producción de la canción, trabajó con un talentoso productor y se involucró activamente en la creación del video musical, asumiendo responsabilidades con la escenografía, el vestuario y el maquillaje. Ser músico independiente le ha permitido tomar decisiones y acciones en su proyecto, incluso en aspectos como la portada y los detalles del diseño. Cada elemento del video y la canción tiene un significado personal para ella, reflejando su proceso de toma de decisiones y de salir adelante. «Serena Morena» es una canción especial que representa la capacidad de tomar decisiones y asumirlas con valentía.

La canción «Serena Morena» ha sido un hito importante en la carrera de Rafaela Medina. Después de componerla, Rafaela se embarcó en un proceso de producción para llevar la canción al siguiente nivel. La grabación tuvo lugar en la residencia de la Universidad de las Artes, donde trabajó con el talentoso productor Toño Cepeda. Su colaboración resultó en una versión final de la canción que capturó la esencia y el mensaje que Rafaela quería transmitir. Medina comenta que en el proceso hubo cambios sonoros, como ajustes en la guitarra y en la melodía del violín al final. Además, para ella fue una experiencia enriquecedora debido a que el productor comprendió el mensaje de la canción. A pesar de que la composición tiene elementos folklóricos, ella quería evitar que sonara tradicional y buscaba transmitir su personalidad, que combina la música tradicional con influencias más citadinas como el rock y la electrónica. Es por eso que se incorporaron sintetizadores para lograr ese equilibrio. 

En cuanto al video musical, se inspiró en la estética de un artista que utiliza cuartos oscuros y telas colgantes para transmitir una sensación introspectiva. Quería que las telas proporcionaran movimiento y expresaran la libertad y el caos de la última parte de la canción. El vestuario también fue elegido con cuidado, utilizando faldas de tul para crear una sensación mágica y etérea, y combinando colores como el turquesa y el amarillo para transmitir una imagen guerrera. Los gestos en el video, como lanzar una flecha al cielo, representan la fortaleza que se experimenta al tomar decisiones  importantes en la vida. 

Durante la residencia y el trabajo con el productor Toño Cepeda, Medina experimentó un cambio en su enfoque musical. Antes de esta experiencia, no había utilizado sintetizadores en su música, pero después de trabajar con Toño, descubrió el potencial creativo de estos instrumentos y decidió incorporarlos en sus composiciones. Esta nueva perspectiva le hizo darse cuenta de que la expresión y la transmisión de emociones son aspectos fundamentales en la música. Aunque valora la complejidad técnica como una forma de enriquecer su trabajo, también reconoce la importancia de la autenticidad y la capacidad de conectar con el público a través de la música. Asimismo, este proceso le ayudó a fortalecer su identidad artística y a sentirse más segura en su enfoque musical. Trabajar con Toño y tener acceso a un estudio profesional también le permitió explorar y expandir su conocimiento musical. En general, esta experiencia de residencia y colaboración fue clave para su crecimiento como artista, donde encuentra un equilibrio entre la complejidad técnica y la expresión emocional en su música.

Entre sus gustos musicales están el pop, el rock, la electrónica y el folklore. Destaca que ha encontrado inspiración en la cantante noruega Aurora, cuya música combina elementos pop y sintetizadores, además de tener una producción vocal rica y melodías introspectivas. Aurora se ha convertido en su mayor referente musical debido a su autenticidad y la conexión emocional que siente al escuchar su música. También menciona a Julieta Venegas como otro referente que le gusta. Aunque tiene diversos referentes, considera que Aurora es quien más la inspira y le ha ayudado a aceptarse a sí misma y a buscar la incorporación de sintetizadores y voces en sus propias canciones. 

Las canciones de la artista están subidas en diferentes plataformas de música como Spotify, YouTube y Apple Music. Una de ellas es «Vientre«, que grabó cuando vivía en Otavalo y tiene un sonido más tradicional. Luego menciona «Cuando el silencio se rompe«, que considera una canción intermedia. También destaca «Un pez en tu mano«, que surgió de un sueño y busca tener una sonoridad onírica, con sintetizadores y efectos vocales. No obstante, también comenta que tiene más canciones que aún no han sido grabadas y forman parte de su banda. Aparte de su proyecto personal, tiene otro proyecto llamado UPA, enfocado en música para bebés y conciertos infantiles.

Es de destacar la importancia que tiene su proyecto musical personal, donde escribe canciones desde sus experiencias personales con la intención de sanar y conectar con la audiencia, como del proyecto UPA, que está focalizado en la maternidad. Ambos proyectos son significativos para ella desde enfoques diferentes: la banda es una expresión personal de empoderamiento y liberación, mientras que UPA está orientado hacia lo terapéutico y al servicio con otras mujeres. Visualiza en un futuro ir expandiéndose hacia actividades constantes, como talleres y clases prenatales, para esto tiene previsto, con el tiempo, establecer su propio espacio o centro para ofrecer estas actividades de manera constante.

Medina nos dice que a veces experimenta momentos de gran inspiración en los que es capaz de componer muchas canciones, mientras que en otros momentos se siente bloqueada y no tiene el deseo de componer. Sin embargo, destaca la libertad que encuentra al ser una música popular y cantautora, ya que puede responder a su necesidad personal de manera más flexible. Aunque no siempre está inspirada, mantiene una rutina constante de estudio, ejercicios de canto y lectura. Cuando la inspiración llega, aprovecha para escribir letras y componer canciones. De la misma manera, comparte con nosotros que su estilo de vida, en el que tiene interés en lo místico y espiritual, le permite conectar con su lado más profundo y sostener la inspiración desde ese lugar. 

Para concluir, Rafaela Medina expresa que sus metas y proyecciones futuras incluyen sostener su proyecto musical, así como seguir produciendo sus canciones y tener más presentaciones en escenarios más grandes, como festivales. En cuanto a colaboraciones, le gustaría experimentar con músicos de otros lugares y explorar diferentes sonoridades, como la música celta. Su interés está enfocado en continuar activa con conciertos y en el proyecto UPA, brindando clases y actividades para bebés y mujeres embarazadas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Dato importante!

 

¿Eres artista independiente?

¿Te gustaría ser parte del blog?

Contáctanos y cuéntanos de ti, escríbenos a blog@sensorial.org.ec

 

 

 

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *