Axel Rogel: “El arte se involucra con el activismo”

176 vistas

Axel Rogel Villa o más conocido como Apxel, nació el 13 de noviembre de 1996, vivió en Tambillo, cantón Mejía y actualmente reside en Amaguaña. Apxel es un artista visual y muralista del sur de Pichincha, egresado de artes plásticas de la Universidad Central, lleva un proceso de gráficas rurales y muralismo en las comunidades agrarias andinas del país.

Desde la infancia se sintió atraído por el dibujo y tomo clases de pintura e ilustración, actualmente continua con sus estudios. Siempre ha estado buscando producir imágenes que transmitan recuerdos, ya que es aficionado al efecto visual. La inspiración para su trabajo viene del conocer lugares en donde se producen expresiones de arte popular. Crecer en mi trabajo me ha llevado a otros lugares, a otros pueblos y me ha hecho valorar nuestra propia historia, nuestra propia relación de ser artistas en estos imaginarios colectivos, comenta Apxel.

Nos cuenta que está desarrollando un proyecto de mural y gráfica en Píllaro que se vincula a la reparación de tejidos patrimoniales y culturales que albergan en toda la Serranía Andina, sobre todo en los pueblos rurales. Asimismo, ha recibido invitaciones de llevar su proyecto murural a un par de provincias de la Cordillera.

Su gráfica, en un principio, se centró en los colores rojo y negro, que están vinculados a los movimientos sociales y colectivos. Inspirado por artistas como Vloque Negro, quien le explicó cómo estos colores representan la lucha contra el sistema herencia de los movimientos sociales. Por otro lado, su obra más representativa es un proyecto de comic llamado “Caraju”,  ” y sus últimas trabajos para mural rural , en la cual se encuentra un “Toro” que pintó en Aloasí en tonos púrpuras que representa el arado y la yunta y un proyecto de stickers sobre disfrazados festivos.

“El arte urbano es bastante abarcativo, es interesante por lo que produce y traduce para la sociedad en general”.

Axel Rogel

Su arte está estrechamente relacionado con su compromiso hacia los demás, involucrándose en temas de reivindicación de derechos humanos y protestas. Como colaborador activo de la Fundación Regional de Asesoría de Derechos Humanos, ha tenido la oportunidad de pintar en diversos lugares gracias a su gestión. Durante los meses de marzo a noviembre de 2022, se desempeñó como voluntario para comprender las dinámicas formales de la defensoría de los Derechos Humanos. Actualmente, su investigación de pregrado se enfoca en medidas de reparación simbólica que vinculan el arte con el activismo en América Latina.

Además de realizar voluntariado, también desempeñó funciones de diseño y comunicación que van más allá del trabajo gráfico, como el acompañamiento de víctimas y visitas a comunidades. Incluso ha dado pequeños módulos en su escuela de formación. Ser parte de este proyecto ha sido una experiencia significativa, permitiéndome involucrarme en la defensa de los derechos humanos a nivel nacional, explica. Rogel nos menciona que es gratificante contar como artista vinculado a la Fundación, muy aparte de su trabajo, y se enorgullece de saber que fue el primer voluntario proveniente de una carrera de arte.

Asfadec llegó a la vida de Apxel a través de una amiga cercana, Karol Noroña, una periodista de Derechos Humanos que lo presentó a la asociación de familiares de víctimas de desaparecidos. Desde el 2020, Axel se involucró en el trabajo de denuncias y rememoraciones de víctimas desaparecidas, un tema que lo mueve profundamente en su producción artística. Como colaborador activo, participó en las dos primeras caravanas de búsqueda de personas desaparecidas y esa experiencia lo llevó a un mayor compromiso. En marzo de 2022, formalizó su participación como voluntario en Asfadec y juntos, organizaron un proyecto conmemorativo para el décimo aniversario de la asociación: #NOSFALTAN.

Se sintió honrado de coordinar el proyecto y presentó su primera muestra de gráfica política y derechos humanos, que incluyó talleres donde los miembros de la asociación trabajaron directamente en sus propias historias de desaparecidos. Creo que el arte político va más allá del arte urbano, ya que busca democratizar las prácticas y abrir un espacio de conversación y participación, donde todos puedan compartir sus perspectivas en el proceso creativo, comenta.

Rogel consideró importante que los miembros de Asfadec trabajaran sobre sus propias imágenes, por lo que inicialmente los guió en la creación de su primer mural. Con este trabajo pudo adentrarse en el mundo del arte urbano y descubrió que el Stencil era un excelente medio para abordar temas políticos. Inspirado por el trabajo de colectivos como Nazza Stencil en Argentina y el Colectivo Dexpierte en Colombia, quienes abordan directamente la memoria de las víctimas desaparecidas o asesinadas durante las protestas, él sintió la necesidad de unirse a la gráfica de protesta en Ecuador.

Byron Guatatuca, manifestante asesinado durante protestas de junio del 2022 para el proyecto de estencil memoria “trebol de fuego”

Una vez que dominó la técnica del Stencil, se comprometió a proporcionar a los miembros de Asfadec su primer módulo oficial de taller, basado en su propia práctica. Esta colaboración se convirtió en un aspecto significativo de su proyecto «Trébol de Fuego», que busca entablar conversaciones más amplias sobre la gráfica de protesta y su impacto en la sociedad. Aunque Rogel repitió el taller en espacios más pequeños fuera de colectivos sociales, aspira a seguir expandiendo el proyecto, trabajando con diversas organizaciones, incluyendo disidencias sexuales y víctimas de género. Eso es activismo puro y duro porque muy pocas veces fue remunerado o hubo una remuneración simbólica, dice.

Durante la pandemia, pudo hacer una introspección y evaluación autocrítica de su trayectoria, lo que lo llevó a profundizar en su proyecto artístico «Gráficas Rurales». En este sentido, Apxel se aleja de la urbanidad para conocer la región de la Sierra Centro Andina, abrazando su conexión con el arte mural y alejándose del arte urbano tradicional. Su enfoque en comunidades rurales, como lo ha hecho en lugares como Píllaro, se basa en la idea de construir relatos identitarios para estas localidades a través de murales.

En su visión, el grafiti no se arraigará en estas comunidades, por lo que la pintura mural plástica y expresiva se convierte en un medio valioso para vincularse con la gente y crear un sentido de comunidad a través de las historias plasmadas en los murales. El proyecto «Murural» ha sido una experiencia significativa, por lo que Axel continúa trabajando con entusiasmo para fortalecer este valioso vínculo entre el arte y las comunidades rurales de Ecuador.

Rogel se destaca como director del colectivo «Rur», liderando un proyecto significativo llamado «Gráficas rurales». En este contexto, ha impulsado «Murural» como su primer ejercicio de gestión artística, enfocado en crear obras de arte en comunidades rurales. Estos lugares, alejados del centro, brindan un escenario propicio para que los artistas establezcan conexiones a través de la pintura mural, permitiendo que sus gráficos se conviertan en narradores de historias y portadores de relatos identitarios. Con un enfoque ambicioso, Apxel planea involucrar en esta iniciativa artística a cuatro parroquias, de las siete existentes en el Cantón Mejía.

Taller de Mascaras Caillamara, registro por David Maya / @davmaya

Con «Murural», Rogel aspira a trabajar no solo en Cantón Mejía o en Pichincha, sino también en comunidades con carencias y necesidades, donde la cultura y el arte pueden ser herramientas poderosas para generar discusión y contribuir al bienestar social. El proyecto busca involucrarse en estas discusiones comunitarias y trabajar con artistas de diversas trayectorias para respetar e integrar sus identidades en el proceso creativo. Rogel ha recibido invitaciones para trabajar en otras provincias de la Sierra, lo que le ha permitido ampliar sus horizontes y comprender mejor los circuitos artísticos y las galerías abiertas. Su experiencia como asistente en «Caminarte» Primera Galería al cielo abierto del DMQ, le brindó una perspectiva interesante sobre la gestión del arte urbano.

El artista tiene otros proyectos personales en marcha, como pintar para la Diablada de Píllaro en 2024 y llevar a cabo intervenciones artísticas en talleres de máscaras. El enfoque patrimonial del arte rural es uno de los pilares de «Rur», y esperan llevar a cabo un festival durante las fiestas patrimoniales, siendo la Diablada de Píllaro el evento inaugural. Para Rogel, el arte rural y mural adquiere una dimensión especial, y se siente entusiasmado por llevar su talento y creatividad a diferentes comunidades, incluyendo aquellas que carecen de acceso a expresiones culturales y artísticas.

Para Finalizar, nos comenta que, para él, como artista, es esencial trascender su propia historia y reconstruir su identidad para conectarse con otros aspectos más profundos. Asimismo, con su trabajo y sus viajes ha logrado conectarse con su arte y que su gestión cultural nace porque considera que los artistas son una población vulnerable, es por eso que enfatiza en la importancia de la gestión cultural y cómo los artistas deben comprometerse y estar al tanto de lo que sucede a nivel nacional. Hay que estar juntos, estar comunicados, hay que tratar de ser felices con lo que hacemos y felices todos, no solo nosotros, concluye.

 

 

 

Editado por: Coraima Posligua

 

 

¡Dato importante!

¿Eres artista independiente?

¿Te gustaría ser parte del blog?

Contáctanos y cuéntanos de ti, escríbenos a blog@sensorial.org.ec

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *